SUELO REFRESCANTE AEROTERMIA

prointer murcia

No es la primera vez que hablamos del suelo radiante en el blog. Hace varios meses mostramos un post donde resolvíamos dudas sobre las instalaciones de suelo radiante para calefactar una vivienda. Dudas relacionadas sobre todo con las características de la instalación, puesto que no se trata de instalar un aparato propiamente dicho.

Se tiende a identificar el suelo radiante, sobre todo en estas fechas, con un sistema para dotar de calor a nuestro hogar. El calor calor del que hablamos nada tiene que ver con una estufa de pellets o un split de aire acondicionado. Se trata de un calor irradiado, que no genera corrientes de aire y no remueve polvo o cualquier otra partícula del ambiente.

aerotermia vs gas
Prointer Murcia

Los conductos que están debajo de nuestro piso (tarima o plaqueta), contienen un fluido caloportador, que se distribuye por toda la casa, a una presión de trabajo determinada y a una temperatura máxima que no puede exceder los 29 ºC. A su vez, éstos conductos van conectados a un sistema de grifos, donde hemos sectorizado las diferentes estancias de la vivienda. El sistema que genera la temperatura es una máquina de Aerotermia. Este sistema es la «pareja ideal» de una instalación solar fotovoltaica, como pudimos explicar en detalle en éste post.

De ésta manera, el calor no va por el aire y no es «todo o nada», sino que podemos elegir específicamente, qué lugares de la casa nos va a calentar. Por otra parte, debido a que no es un sistema «inmediato», ya que la temperatura que recorre los conductos lleva una inercia térmica, lo ideal es dejarlo fijo durante largas temporadas y no estar «apagando y encendiendo» como si de un split se tratase.

SUELO REFRESCANTE

Si tenemos claro que no va a ser nuestro sistema de climatización principal, recomendamos su funcionalidad, siempre y cuando la climatización por aire se realice con equipos estándar de expansión directa, independientes de la aerotermia utilizada para el suelo. Esto permitirá trabajar fácilmente con agua no muy fría. Así evitaremos condensaciones en las superficies y mantendrá el espacio más fresco, cuando las temperaturas exteriores no sean extremas.

La temperatura de trabajo del suelo radiante refrescante será de unos 14º a 18 º C. Si las temperaturas exteriores no son extremas, absorberemos el calor y no habrá condensación. Iremos jugando con la temperatura y la humedad, para tener en la casa un ambiente mucho más fresco que en el exterior, durante todo el día, sin necesidad de estar encendiendo o apagando equipos.

Si desea más información sobre el suelo radiante refrescante, no dude en ponerse en contacto con nosotros en nuestro servicio de Estudio Técnico y Valoración.

Sin categoría

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *